Elohim, Los Dioses

Así como el deber de los hijos es obedecer a los padres, de la misma manera, el deber fundamental del hombre es conocer a Dios y obedecer sus mandamientos. Por lo tanto Dios al venir a la tierra debería ser reconocido por todos; sin embargo les resulta difícil porque el diablo, “llamado el dios de este siglo”, ha cegado el entendimiento de los hombres para que no vean la gloria de Dios Elohim.

“Y conoceremos, y proseguiremos en conocer a Jehová; como el alba está dispuesta su salida, y vendrá como la lluvia tardía y temprana a la tierra.”

Oseas 6:1-3

Aquí Dios nos dice que el requisito para recibir el Espíritu Santo es conocerlo y así cumplamos la profecía de que el pequeño vendrá a ser mil y el menor, un pueblo fuerte.

El Dios de imagen masculina y el Dios de imagen femenina

Normalmente llamamos a Dios en singular: el Altísimo, Todopoderoso, sin embargo, es Dios en plural.

“Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza..Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creo; varón y hembra los creó.”

Génesis. 1:26-27

A través del Génesis podemos ver que los Dioses cuando crearon a las criaturas y al hombre, dijeron: “Hagamos al hombre”. Así como un artista retrata la imagen de su modelo, Dios nuestro creador hizo al hombre a su imagen, y los creó varón y hembra. Esto significa que existen dos Dioses, uno de imagen masculina y otro de imagen femenina.

Aunque la Biblia describe a Dios como masculino y femenino, esto va en contra de la tradición y doctrina de los estudiosos de la Biblia que siempre han descrito a Dios como figura masculina y consideran una herejía al que cree en Dios Madre.

Ya que Dios puso como condición que lo conociéramos para recibir el Espíritu Santo, ¿qué aspecto de Dios proseguiremos en conocer? Que así como existe un Dios de imagen masculina, que es el Padre, también existe un Dios de imagen femenina que es la Madre, solo así podremos alcanzar un completo conocimiento de los 66 libros de la Biblia.

Cuando Dios creó a Adán y Eva, le dio a cada uno su propio deber. Adán era figura del que había de venir (Ro. 5:14). Entonces su esposa Eva representa a la esposa del Cordero, la esposa de Cristo en su segunda venida. Esta sorprendente verdad está escondida en Génesis.

El rol de la Madre es dar vida

Ampliemos nuestro conocimiento de Dios a través de su providencia al crear al hombre a su imagen.

“..Jehová Dios hizo caer sueño profundo sobre Adán, y mientras éste dormía, tomó una de sus costillas, y cerró la carne en su lugar. Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre. Dijo entonces Adán: Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; ésta será llamada Varona, porque del varón fue tomada.”

Génesis 2:4-24

” Y llamó Adán el nombre de su mujer, Eva, (que significa vida) por cuanto ella era madre de todos los vivientes.”

Génesis 3:20

A través del Génesis podemos entender que Adán es un modelo de Cristo, Eva representa a la esposa de Cristo y los hijos de Adán y Eva, a toda la humanidad. Abel representa a los que serán salvos, y Caín a los que no serán salvos.

La historia de la humanidad controlada por Dios Elohim

Veamos a los Dioses trabajar juntos diciendo “hagamos”.

“Y descendió Jehová para ver la ciudad  y la torre que edificaban los hijos de los hombres. Y dijo Jehová:..Ahora, pues, descendamos, y confudamos su lengua..Así los esparció Jehová desde allí sobre la faz de toda la tierra.”

Génesis 11:1-9

En Génesis 1 Dios hizo al hombre diciendo: “Hagamos al hombre”. En Génesis 11 vemos a los Dioses, diciendo: “Descendamos y confundamos”; hallamos al Dios masculino y al Dios femenino deshaciendo la soberbia de los hombres e impidiéndoles continuar con su mala obra de la Torre de Babel.

“Después oí la voz del Señor, que decía: ¿A quién enviaré, y quien irá por nosotros? Entonces respondí yo: Heme aquí, envíame a mí.”

Isaías 6:7-10

En muchos versículos podemos ver a los Dioses trabajando juntos, diciendo “hagamos”. En el texto original en hebreo la palabra Dios en singular es El o Eloha, y su forma plural Elohim significa Dioses(Elohim). Podemos ver que Dios Padre y Dios Madre han trabajado juntos desde el principio.

Dios ha de aparecer en su debido tiempo como el Espíritu y la Esposa

Ahora averigüemos cuándo aparecerán en la carne Dios Elohim para terminar su obra de salvación.

 ” la cual a su tiempo mostrará el bienaventurado y solo soberano, Rey de reyes, y Señor de señores.”

1 Timoteo 6:15-16

La Biblia dice que Dios nos mostrará su aparición a su debido tiempo; significa que lo podremos ver con nuestros propios ojos, es decir, vendrá en la carne.

Existe un nombre del Salvador para cada época, pero el nombre femenino no aparece. Esto se debe a que Dios Padre es el representante de ambos, así como en la placa de una casa aparece solo el nombre del padre aunque en esa casa también exista una madre. Asimismo en el libro de Romanos, se explica que el pecado entró por Adán, aunque Eva pecó primero. Sin embargo, se menciona solo el nombre de Adán como representante.

Veamos cómo aparecerá Dios a su debido tiempo:

 “Y el Espíritu y la Esposa dicen: Ven. Y el que oye, diga: Ven.. y el que quiera tome del agua de la vida gratuitamente.”

Apocalipsis 22:17

Podemos ver que Dios aparece como el Espíritu y la Esposa a su debido tiempo.

 “Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado las bodas del Cordero y su esposa se ha preparado.”

Apocalipsis 19:6-8

“Ven acá, yo te mostraré la desposada, la esposa del Cordero… y me mostró la gran ciudad santa de Jerusalén, que descendía del cielo, de Dios.”

Apocalipsis 21:9-10

El Cordero y su Esposa son Dios Padre y Dios Madre, que han aparecido a su tiempo para dar vida a sus hijos en los últimos días.

La serpiente (el diablo) es la enemiga de la mujer (la Madre)

La Biblia nos advierte que nuestro enemigo el diablo trata de impedir que reconozcamos la verdad de Dios Elohim – Dios Padre y Dios Madre – que nos dan el agua de la Vida.

 “Pondré enemistad entre ti (la serpiente) y la mujer, … ésta te herirá en la cabeza, y tú la herirás en el calcañar.”

Génesis 3:14-15

La serpiente (el diablo), quien nos guía a la muerte, es enemiga de la mujer (nuestra Madre), quien nos guía a la vida; es por esa razón que nos impide conocer a la Madre empleando palabras engañosas, sabiendo esto debemos estar más alertas y resistirlo.

El nuevo pacto revela a Dios Madre

A través del nuevo pacto podemos conocer a Dios, asimismo podemos acercarnos a Dios Elohim mediante el nuevo pacto.

 “Jehová creará una cosa nueva sobre la tierra: la mujer rodeará al varón.”

Jeremías 31:21-22

“He aquí que vienen días, dice Jehová, en los cuales haré nuevo pacto.”

Jeremías 31:31-34

En Jeremías 31:22 declara que una cosa nueva es que la mujer rodeara al varón; y en el versículo 31, la nueva cosa se explica como el establecimiento del nuevo pacto.

Físicamente esto no es nada nuevo; pero espiritualmente tiene un profundo significado. La mujer que vivía dentro de Adán, ¿cómo podría rodearlo? Con esto podemos entender una cosa que nunca antes había sucedido: la aparición de la Madre que vivía dentro de Dios Padre.

La cosa nueva ha de crearse a través del nuevo pacto, escribiría su ley en la mente y el corazón de sus hijos; y añadió: “Yo seré a Ellos por Dios, y todos me conocerán”.

En la expresión “Yo seré a Ellos por Dios”, Dios es llamado “Elohim” en el texto original en hebreo. Es decir a través del nuevo pacto podemos conocer a Dios Elohim. En el libro de Gálatas, vemos que Sara representa el nuevo pacto y a nuestra Madre.

 “… estas mujeres son los dos pactos.. Mas la Jerusalén de arriba, la cual es madre de todos nosotros, es libre”

Gálatas 4:21-26

Por lo tanto, Sara representa el nuevo pacto y a nuestra Madre, la Jerusalén de arriba. Hemos cumplido la palabra de Oseas “y conoceremos y proseguiremos en conocer a Jehová” al conocer a Elohim, a Dios Padre y a Dios Madre

La descendencia de la mujer vencerá al final

Incluso el pueblo de Dios podría ser destruido por falta de conocimiento (Os.4:6). Sabiendo esto el diablo, enemigo de la Madre, está poniendo obstáculos para devorar a sus hijos. Satanás está reclutando a los llamados cristianos para hacer guerra contra la Madre y contra los que la seguimos (Ap.12:17).

Aunque somos inferiores en número, no necesitamos sentir temor, porque Dios ya nos ha asegurado desde el principio la victoria de nuestra Madre: el diablo será atormentado en el lago de fuego que no se apaga, y la descendencia de la mujer será los “vencedores” que recibirá la corona de la vida.

Elohim los Dioses, fueron los que crearon al hombre diciendo “Hagamos”, castigaron a los hombres por su mala obra en la construcción de la Torre de Babel diciendo: “Descendamos”; y ellos mismo llamaron a Isaías como profeta, declarando: ¿Quién irá por nosotros? Ahora aparecieron como el Espíritu y la Esposa (en los últimos días) para darnos vida.

Como hijos de nuestros Padres Celestiales, el Espíritu y la Esposa, debemos alegrarnos y gozarnos y seguirlos por dondequiera que vayan.