El mundo es cambiado a través de la fe

Ahora nuestros hermanos y hermanas de Sion están poniendo todo su corazón y mente en el Movimiento de los Diez Talentos, con fe y esperanza para agradar a Dios salvando al mundo entero según las profecías de la Biblia, y estamos viendo que el mundo cambia graciosamente a través de la fe en el Padre y la Madre. Especialmente mediante la pascua de este año, Dios nos confirmó que todo se había cumplido según las profecías. Las alegres noticias desbordan de todas partes del mundo: cada iglesia estuvo llena de miembros que celebraron esta fiesta, y una iglesia que recientemente se había dividido con 1.000 miembros, celebró esta pascua con más de 1.900 hermanos y hermanas, algunos de los cuales rindieron culto de pie en el corredor y en el patio. Llamaron a la Madre y le pidieron extender su iglesia.

Y no solo esa iglesia, sino muchas de nuestras iglesias en todo el mundo ahora están pidiendo a la Madre extender sus templos. Esta es una prueba de que muchas personas están corriendo a Sion. Todo lo que hicimos fue ir y predicar el evangelio. En un corto tiempo, muchas personas han venido a la verdad. Esto muestra que Dios está cumpliendo la obra del evangelio muy rápidamente. El mundo está cambiando gradualmente a través de la fe, según las profecías de la Biblia, y todo lo que Dios ha planeado está cumpliéndose. Ahora, confirmemos esto a través de la Biblia.

Al que cree todo le es posible

Al que cree todo le es posible
Al que cree todo le es posible

La fe es un requisito esencial para los obreros del evangelio. Ninguna cosa hecha sin fe puede producir un cambio.

La Madre ha dicho que los grandes obreros del evangelio tienen una gran fe, y que una gran fe puede producir un gran milagro. El Padre también dijo: “El comunismo y la democracia atraerán la atención del mundo, pero cuando la obra de encontrar al pueblo de Sion se levante en todo el mundo en los últimos días, sorprenderá al mundo entero”.

Según las profecías, ahora el mundo está ocupado. Ya que el Movimiento de los Diez Talentos está acelerándose gradualmente, escuchamos constantemente las alegres noticias de que muchas personas en todo el mundo están corriendo a Sion después de ver la gloria del Padre y la Madre celestiales. Todos nuestros hermanos y hermanas en todo el mundo están predicando diligentemente la palabra de Dios. Incluso en la televisión y la radio se puede escuchar la palabra de Dios, y muchos de los que la escuchan visitan la iglesia y reciben la verdad.

Prediquemos el evangelio para contentamiento de nuestro corazón, de modo que el mundo entero –el universo entero– pueda sacudirse y asombrarse. Dios está haciendo estas obras milagrosas porque nuestros hermanos y hermanas de Sion han creído en las profecías y las han seguido.

Mr. 9:23『Jesús le dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es posible.』

Un hombre trajo a Jesús su hijo que estaba poseído por un espíritu, y le pidió su ayuda. No obstante, como se había acercado a Jesús sin fe, le dijo: “Si puedes hacer algo, ayúdanos” (Mr. 9:14-22), en lugar de rogar: “Señor, por favor cura a mi hijo”. Jesús se angustió de escucharle decir eso, y le hizo comprender que “al que cree todo le es posible”.

“¿Realmente llegará a suceder?” “¿Caerán los muros de Jericó si solo marchamos alrededor de la ciudad siete veces?” “¿Se dividirá el Mar Rojo con tan solo extender la vara sobre él?” “¿Realmente Jesús puede convertir cinco panes y dos pececillos en comida suficiente para alimentar a cinco mil personas, simplemente orando?”

Los que miran todo con una mente dubitativa no pueden ver ni sentir nada. Sin embargo, a los que creen y lo ponen en práctica, todo les es posible.

Nuestro Dios es el Todopoderoso que puede hacerlo todo; nada es imposible con Dios. El Dios Todopoderoso está llevando a cabo la obra del evangelio en estos últimos días, y nos pide que hagamos la obra, dándonos el poder para hacerlo. Dios no nos ha confiado algo que no podamos hacer. Por eso, si creemos que al que cree y lo pone en práctica todo le es posible, ciertamente obtendremos graciosos resultados.

Haga las cosas con fe

Haga las cosas con fe
Haga las cosas con fe

Ahora la obra del evangelio se está cumpliendo rápidamente; algo que antes tomaba un año, ahora se logra en un mes, y las cosas que tardaban un mes en terminar, ahora se completan en solo una semana. Como Dios dijo: “A su tiempo haré que esto sea cumplido pronto” (Is. 60:22), el Padre y la Madre nos dan fe, sabiduría y poder para predicar el evangelio, así que podemos hacerlo todo si tenemos fe. Como resultado, la gente de todas partes del mundo, de todos los continentes: Asia, África, Europa, Sudamérica, Norteamérica y Oceanía, ahora se reúnen en los brazos de nuestro Dios Madre.

Sin fe es imposible ser salvo. Por eso Jesús se angustió por los que no tenían fe, y dijo: “Al que cree todo le es posible”. La Biblia describe todas las cosas hechas sin fe, como pecado.

Ro. 14:23『Pero el que duda sobre lo que come, es condenado, porque no lo hace con fe; y todo lo que no proviene de fe, es pecado.』

No debemos tener un corazón incrédulo, como “si puedes, ayúdame”, “por favor hazlo, si puedes”, sino debemos creer firmemente que Dios puede hacerlo. Cuando hagamos la obra del evangelio con esta fe firme, Dios obrará el milagro de echar fuera los demonios y también nos guiará al mundo de vida eterna, que es un gran milagro, el milagro de los milagros. Sin fe es imposible agradar a Dios, pero si hacemos las cosas con fe, podemos glorificar a Dios.

He. 11:6-7『Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan. Por la fe Noé, cuando fue advertido por Dios acerca de cosas que aún no se veían, con temor preparó el arca en que su casa se salvase; y por esa fe condenó al mundo, y fue hecho heredero de la justicia que viene por la fe.』

Sin fe ninguno puede agradar a Dios. Pensemos en los días en que Noé construyó el arca. Hasta ese momento, él nunca había visto el mundo entero siendo juzgado y destruido por agua, pero ya que era la palabra de Dios, creyó que esta ciertamente se cumpliría, y preparó el arca. Aunque no era nada fácil construir una nave tan grande en aquellos días, Noé actuó con fe.

Hoy, la obra de salvar al mundo entero, que la gente nunca imaginó, se está llevando a cabo más rápidamente día tras día. Dios nos ha concedido una preciosa misión este año, y está acelerando el Movimiento de los Diez Talentos y también la misión en el extranjero. Creyendo que esto se cumplirá sin falta, proclamemos las buenas nuevas acerca de Dios al mundo entero: a cada región del mundo donde el evangelio aún no ha sido predicado. Si participamos en la obra de la evangelización mundial con fe en que esto se cumple por el poder de Dios y no por nuestras propias habilidades, Dios estará complacido con nuestra fe y nos concederá la bendición de los diez talentos.

Alcen la voz y griten: “¡Ved aquí al Dios vuestro!”

Alcen la voz y griten: “¡Ved aquí al Dios vuestro!”
Alcen la voz y griten: “¡Ved aquí al Dios vuestro!”

Fue la fe lo que permitió que se dividiera el Mar Rojo, y fue también la fe lo que causó que cayera la ciudad fortificada de Jericó. Y como los israelitas tuvieron fe, pudieron ser liberados de Egipto, donde habían sido esclavos durante 430 años. Viendo la historia de Israel, podemos ver que Dios volvía posible aun lo que parecía imposible, cuando ellos lo hacían con fe.

Dios maneja y controla todo. Ya que Dios mismo está guiando la obra de la salvación, debemos remover todos los pensamientos negativos de nuestra mente, como: “Será imposible”, o “se tardará mucho”. Si hacemos la obra de Dios creyendo en las profecías, Dios cumplirá todo según nuestra fe, tarde o temprano.

Is. 40:9-11『Súbete sobre un monte alto, anunciadora de Sion; levanta fuertemente tu voz, anunciadora de Jerusalén; levántala, no temas; di a las ciudades de Judá: ¡Ved aquí al Dios vuestro! He aquí que Jehová el Señor vendrá con poder, y su brazo señoreará; […]』

 

Is. 52:7-10『¡Cuán hermosos son sobre los montes los pies del que trae alegres nuevas, del que anuncia la paz, del que trae nuevas del bien, del que publica salvación, del que dice a Sion: ¡Tu Dios reina! ¡Voz de tus atalayas! Alzarán la voz, juntamente darán voces de júbilo; porque ojo a ojo verán que Jehová vuelve a traer a Sion. […] Jehová desnudó su santo brazo ante los ojos de todas las naciones, y todos los confines de la tierra verán la salvación del Dios nuestro.』

Los atalayas de Sion han recibido la misión de proclamar las buenas nuevas: “Nuestro Dios ha venido a esta tierra a salvar a todos los seres humanos. Por eso, ¡vengan a Sion a ver a Dios!” Debemos predicar estas hermosas noticias en Samaria y hasta lo último de la tierra. Debemos decir a todas las personas del mundo: “Vengan a Sion donde moran nuestro Dios Padre y Dios Madre, y recíbanlos”. Cuando prediquemos, todas las personas serán testigos de la obra de la salvación que Dios hace.

La obra de Dios ha de cumplirse sin falta. “Por favor vengan a Sion, donde Dios reina, y reciban la vida eterna creyendo en Dios Madre.” Como este mensaje de salvación está grabado en el corazón de muchas personas, la sorprendente obra de la salvación está ocurriendo en cada iglesia local en todo el mundo. Ya que Dios personalmente guía la obra del evangelio, nada es imposible en Sion. Sin olvidar que Dios da fuerza a los que creen, debemos creer en las profecías y llevar a cabo todo, según las enseñanzas de la Biblia.

Is. 14:24-27『Jehová de los ejércitos juró diciendo: Ciertamente se hará de la manera que lo he pensado, y será confirmado como lo he determinado […]. Porque Jehová de los ejércitos lo ha determinado, ¿y quién lo impedirá? Y su mano extendida, ¿quién la hará retroceder?』

Dios hizo que sus profetas escribieran las profecías y que las transmitieran a sus descendientes. Todas las profecías son los pensamientos de Dios. Por eso Dios dijo que ciertamente se haría de la manera que lo había pensado.

El mundo entero verá la salvación de nuestro Dios. Él lo ha planeado y profetizado. Ya que Dios se lo ha propuesto, creamos que ciertamente se hará así, y participemos en la obra como protagonistas proféticos.

La última obra del evangelio que debe ser cumplida

La última obra del evangelio que debe ser cumplida
La última obra del evangelio que debe ser cumplida

El Nuevo Testamento también explica que la obra del evangelio debe cumplirse como Dios se ha propuesto. Todo es posible para los que creen y llevan a cabo la obra, pero los que dudan y vacilan no pueden experimentar nada, ni sentir gozo en la fe.

Mt. 24:13-14『Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo. Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.』

 

Mt. 28:18-20『Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.』

La obra de predicar el evangelio del reino a todas las naciones, está siendo administrada por Dios Elohim, quien mora en Sion. El pueblo de Sion, que es conmovido por el Espíritu Santo, está saliendo al mundo y cumpliendo las profecías. Siendo testigo de esto, estoy seguro de que las profecías de la Biblia son inevitables. “He aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo.” “Mi Padre hasta ahora trabaja, y yo trabajo” (Jn. 5:17). Guardando en el corazón estas palabras, creamos que participaremos en la obra del evangelio que el Padre y la Madre están guiando, y también creamos firmemente que Dios está abriendo las puertas de los corazones de todas las personas.

Antes, tomaba varios meses o años establecer una iglesia. Pero ahora, tan pronto como un equipo misionero con recursos propios, vuelve de predicar en una región donde no hay iglesia, Sion se establece allí. ¿Por qué la obra del evangelio se lleva a cabo tan rápido? Porque Dios está cumpliendo la obra. Dios bendice Sion para que esté constantemente llena de miembros, aunque se establezcan muchas sucursales, como la tinaja de harina de la casa de la viuda de Sarepta siempre estaba llena, sin importar cuánta harina se sacara de ella.

Is. 60:1-4『Levántate, resplandece; porque ha venido tu luz, y la gloria de Jehová ha nacido sobre ti. Porque he aquí que tinieblas cubrirán la tierra, y oscuridad las naciones; mas sobre ti amanecerá Jehová, y sobre ti será vista su gloria. Y andarán las naciones a tu luz, y los reyes al resplandor de tu nacimiento. Alza tus ojos alrededor y mira, todos éstos se han juntado, vinieron a ti; tus hijos vendrán de lejos, y tus hijas serán llevadas en brazos.』

 

Is. 60:21-22『Y tu pueblo, todos ellos serán justos, para siempre heredarán la tierra; renuevos de mi plantío, obra de mis manos, para glorificarme. El pequeño vendrá a ser mil, el menor, un pueblo fuerte. Yo Jehová, a su tiempo haré que esto sea cumplido pronto.』

 

Is. 49:22-23『Así dijo Jehová el Señor: He aquí, yo tenderé mi mano a las naciones, y a los pueblos levantaré mi bandera; y traerán en brazos a tus hijos, y tus hijas serán traídas en hombros. Reyes serán tus ayos, y sus reinas tus nodrizas; con el rostro inclinado a tierra te adorarán, y lamerán el polvo de tus pies; y conocerás que yo soy Jehová, que no se avergonzarán los que esperan en mí.』

La Biblia dice que todas las naciones correrán a Jerusalén, trayendo a los hijos de Dios en brazos y a sus hijas en hombros. Según esta profecía, muchas personas se están reuniendo en Sion y están volviendo a los brazos del Padre y de la Madre, de todas partes del mundo, de los cinco océanos y los seis continentes. Incluso en este momento, esta profecía está cumpliéndose. La Biblia dice que si nos levantamos y resplandecemos la luz de Dios, él lo cumplirá pronto.

Is. 49:19-21『Porque tu tierra devastada, arruinada y desierta, ahora será estrecha por la multitud de los moradores, y tus destruidores serán apartados lejos. Aun los hijos de tu orfandad dirán a tus oídos: Estrecho es para mí este lugar; apártate, para que yo more. Y dirás en tu corazón: ¿Quién me engendró éstos? Porque yo había sido privada de hijos y estaba sola, peregrina y desterrada; ¿quién, pues, crió éstos? He aquí yo había sido dejada sola; ¿dónde estaban éstos?』

Está profetizado que los hijos de Dios dirán a la Madre Jerusalén: “Estrecho es para mí este lugar; apártate, para que yo more”. Aunque la Madre ha preparado un lugar más grande para ellos, pronto se llena con muchos miembros, y ellos piden a la Madre que extienda su Sion de nuevo. Las profecías de la Biblia son inevitables. Ya que existe esta profecía en la Biblia, no podemos hacer otra cosa que recibir esta noticia y extender constantemente las iglesias en todo el mundo, según la profecía. Esta es la obra que Dios está cumpliendo en Sion todos los días.

El Padre y la Madre dijeron: “Yo te ayudaré, por eso no temas, sino ve con valor y grita en voz alta”. Ellos nos enseñaron hasta lo que debemos proclamar: “Toda carne es hierba, y toda su gloria como flor del campo. La belleza dura solo un momento, y el lapso de la vida es transitorio. Por eso crea solo en Dios y sea salvo. Diga a las personas: ¡Ved aquí al Dios vuestro!” (Is. 41:10, Is. 40:6-11). Este es el mensaje que el Padre y la Madre nos dijeron que predicáramos.

Debemos movernos al sonido de la profecía. Con fe firme en que el camino por el que nos guían el Padre y la Madre es el camino bendito para encontrar a nuestros hermanos y hermanas perdidos, tomemos el camino profético en lugar de intentar encontrar otro método, y llevémoslo a cabo.

Ya que la Biblia dice que todo lo que se hace sin fe es pecado, debemos llevar a cabo la obra del evangelio con fe. Espero seriamente que todos ustedes reciban el amor y las bendiciones rebosantes de Dios predicando a la Madre celestial a muchas personas según las profecías de la Biblia, estando siempre agradecidos por el hecho de haber sido llamados a la obra de la salvación que Dios está cumpliendo.